Chía, la tierra de Bachué, la madre de los muiscas

 

A vuelo de pájaro, desde el Portal de las Flores, te llevaremos a recorrer los sitios icónicos de Chía, uno de los municipios de origen precolombino que guarda en su historia importantes vestigios de la civilización muisca.

Hoy Chía, la puerta de entrada a la provincia de Sabana Centro, es una población dinámica, atractiva y con invaluables riquezas patrimoniales. Nuestro recorrido entonces comienza donde termina la autopista Norte, que viene de Bogotá. En ese punto encontramos el imponente Castillo Marroquín una construcción hecha entre 1899 y 1900 por el arquitecto francés Gastón Lelarge. 

Existen innumerables leyendas y misterios sobre este pintoresco Castillo, símbolo exótico de  la edad medieval, que fue residencia del presidente José Manuel Marroquín, hospital y sede de eventos. Vale la pena hoy entrar a visitarlo porque conserva una buena colección de piezas de época y maravillosas historias que son relatadas por sus guías.

 

(Foto Of. de Turismo)

 

Continuamos por el Puente del Común una fantástica obra representativa de la arquitectura civil colonial, construida en 1792 por el ingeniero español Domingo Esquiaqui, durante el mandato del Virrey Espeleta. Está en el sector de La Caro sobre el río Bogotá y por su estratégica ubicación fue de gran importancia para el intercambio comercial de la época. Fue declarado Monumento Nacional en 1967.

 

 

(Foto Of. de Turismo)

Otro de los atractivos de Chía es la plaza principal o parque Santander, situado en pleno Centro Histórico, en donde se encuentra el monumento a la raza  Chibcha, hermosa escultura construida en 1935 como homenaje a los muiscas en la celebración de los 400 años de Bogotá.

La base de la obra mitológica es una pirámide que simboliza el agua, el fuego y el aire. En uno de sus costados está una mujer que representa la siembra; en otro aparece un hombre que es la cosecha y en el tercero, el águila con una serpiente en su pico que personifica las fuerzas naturales. Sobre la base piramidal se encuentra la diosa Bachué, la madre primigenia del pueblo muisca.

 

 

Vale la pena igualmente visitar la Iglesia de Santa Lucía, construida a comienzos del siglo XX, en honor a Santa Lucía, patrona de los ciegos; así como conocer los ocho portales que dan la entrada al parque, dedicados a las figuras más representativas de la cosmogonía muisca y a dos patrones religiosos de Chía.

En el parque es imperdible visitar a doña Anita, una referente de los bocados típicos de la región. Puedes saborear sus tradicionales amasijos y masato.

 

 

Subir a la iglesia de La Valvanera, otro de sus íconos, resulta también un plan  interesante. Fue construida en 1936, está situada en el cerro que lleva su nombre, al oriente del municipio, a donde se puede llegar por escalinatas, en bici o vehículo, por las dos carreteras que hasta allí suben. Es un atractivo religioso muy visitado por turistas nacionales y extranjeros que llegan a venerar a la Virgen de la Valvanera y es también un hermoso mirador desde donde se aprecia gran parte de la sabana bogotana.

 

 

Si quieres conocer otros lugares, o saber quién te puede guiar por estas maravillosas tierras, pregunta en la recepción del hotel, allí te aconsejarán muy bien. ¡Bienvenido a Chía!

One Reply to “Chía, la tierra de Bachué, la madre de los muiscas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *